loading...
Articulos

Las opciones de Kevin Durant de cara a la agencia libre 2019

El panorama puede cambiar sobremanera para él si se confirma su rotura del tendón de Aquiles

La presumible lesión de (se conocerá más sobre el diagnóstico esta noche) no solo puede tener ecos en su carrera, en su juego y nivel al que pueda aspirar después del Game 5 de las Finales 2019. El accidente sufrido en el Scotiabank Arena este lunes puede también causar un impacto ingente en la próxima agencia libre de jugadores.

Porque la lesión del tendón de Aquiles de Durant llega en el momento en el que más factible podía ser su salida de la Bahía y su irrupción en el mercado. De ponerlo patas arriba. Siguiendo las informaciones de los últimos meses, de hecho, Golden State tendría que pelear muy duro a partir de julio para retener a una de sus grandes estrellas. Brooklyn, New York o Clippers, sobre todo, parecían dispuestos a todo para poder ser una opción convincente para el ’35’; y es más, todos ellos han hecho hueco en sus comprometidas estructuras salariales para poder acoger un gran contrato (máximo) para Durant en caso que KD aceptase la llamada de cualquiera de ellos.

Pues bien, en ese delicado momento en el que Kevin Durant iba a marcar la pauta en el mercado 2019 se ha lesionado de gravedad. Decimos que él sería quien mandase en la agencia libre puesto que supondría la primera opción de las franquicias que aspiran a todo. Los que han hecho hueco para uno y dos máximos (no hay que olvidar a Lakers) irían primero a degüello a por Durant y, una vez KD eligiese destino, el resto de grandes estrellas libres irían encontrando acomodo de manera paulatina. Pero Durant sería el primerísimo primer plano de todos.

No obstante, como decimos, todo puede cambiar. Puede haberlo hecho ya. La lesión de Durant puede variar toda predicción pensada hasta la fecha. Las opciones que KD tiene son varias y pasamos a explicarlas a continuación.

‘Option’ en la Bahía

loading...

KD posee una opción de jugador para continuar en los el curso que viene, a razón de 31,5 millones de dólares. Poco dinero dado que el máximo salarial que pensaba firmar y le granjearía más de 40 anuales; pero el hecho de que padezca una lesión severa puede revertir la situación inicialmente ideada.

Con el Aquiles tocado (incluso roto) el período de baja puede variar de unos meses a todo el año fuera de circulación. Entonces, si se confirmase que Durant podría perderse gran parte de la temporada que viene (que está por ver eso aún), la opción de quedarse en Golden State mediante esa player option cobraría mucho sentido.

¿Por qué? Pues porque así Durant aplazaría un año su gran pelotazo en el mercado. Sería como posponer la firma de su gran máximo al verano que viene en lugar de a este julio. De esa manera, Durant se aseguraría no perder muchos millones por el camino si tuviese que firmar un contrato de media o larga duración este verano, cuando está lesionado y se desconoce si sus capacidades volverán a ser lo que conocemos.

Quedándose en los Warriors mediante esa fórmula puede no perder dinero en el medio plazo y solo dejar escapar unos millones de cara a la temporada que viene. Además, intentar llegar a disputar la segunda mitad de la temporada 2019-20 para reivindicar su condición de súper estrella sería un escenario realizable dentro de esta posibilidad. Si tiene el Aquiles tocado como se cree, mucha gente opina que no volverá a ser el mismo. Y puede ser. No obstante Kevin Durant querrá demostrar que no es así para poder firmar la mayor cantidad de dinero posible dentro de un año. Y eso podría hacerlo si es capaz de disputar parte de la temporada que viene a gran nivel.

¿O es que todavía no conocemos la perseverancia de Kevin Durant?

No es una locura pensar que KD podría recibir más dinero el año que viene, así que la opción de acogerse a la player option es bastante realista dado lo que conocemos hasta ahora de su lesión.

Para eso, tendrá que decidir más pronto que tarde, pues cuando acabe la presente temporada deberá emitir si quiere entrar en la última bala de su actual contrato o no. No es tonto Durant y mucho menos sus agentes y antes de hacer tal cosa sus representantes se moverán para testar el mercado de su jugador y de cuánto está dispuesta a ofrecer la liga por él. Si se oyera que hay organizaciones con el gatillo presto para llegar al máximo, la cosa podría ser bien diferente y habría zafarrancho general.

El máximo con otros

Porque Kevin Durant es un jugador de máximo hasta no disputando gran parte de la temporada que viene y desconociendo si volverá a ser el mismo jugador que hasta ahora. No cabe ninguna duda.

En esa cuenta pueden caer toda la pleyade de pretendientes: quizá ofrecer a Durant un máximo ahora mismo es tan riesgo como oportunidad al mismo tiempo.

La ristra de interesados (Clippers, Nets o Knicks) podrían esperarle un verano más volviendo a hacer hueco en sus estructuras dentro de un año, pero todos ellos habían calculado el machetazo a la liga este año. Quizá lo generosa que llega la agencia libre (Klay, Irving, Jimmy Butler…) pueda hacer que esas franquicias no tuvieran tanto hueco dentro de un año. Aunque hablamos de Kevin Durant y si hay alguien en la liga por encima del bien y del mal para aspirar a un gran contrato, es él.

Insistimos en la idea de que para algunas organizaciones la situación con KD puede ser más oportunidad que riesgo. Si la lesión de Aquiles echa para atrás a muchos competidores, eso que se ha ganado por el camino para hacerse con un jugador diferencial. Y aunque Durant volviese a un 80% de su capacidad actual, seguiría siendo un top de la NBA y merecedor de un contrato máximo. Cuidado con esta idea porque podría dar con Kevin Durant en algún destino exótico este verano aun perdiéndose parte de la próxima temporada.

Como Masai Ujiri ha demostrado en Toronto este curso, el riesgo con los mejores puede salir muy bien, en referencia al movimiento que llevó a los Raptors a Kawhi Leonard el pasado verano.

Contrato en Warriors

También hay que tener en cuenta el sentimiento de culpabilidad en los Warriors después de la lesión de Durant. Las palabras, con la voz quebrada, de Bob Myers evidenciaban un elevado tono de responsabilidad en primera persona. No es que hubieran presionado a KD para volver en las Finales, pero sí que seguramente regresó antes de haber estado plenamente recuperado debido a la necesidad de su equipo.

Esta narrativa puede dar con otra posible salida argumental: que Golden State ofrezca una extensión máxima a Kevin Durant este verano por la que cobraría más dinero que con ningún otro contrato con terceros equipos.

De cualquier manera, todo esto que contamos es casi un ejercicio con licencia a la especulación. Nunca un jugador tan importante como Kevin Durant había llegado al mercado con una tara de tales dimensiones. Lo que ocurra es una total incógnita en este momento, más si cabe antes de conocer el verdadero alcance de la lesión del jugador. Todo depende de él. Pero lo que sí es cierto es que los planes de Durant para el verano pueden haberse visto truncados sobremanera por su grave lesión. La situación es completamente diferente para él y sus intereses de lo que era antes de la noche del quinto partido de las Finales.

Así, esta lesión puede haber variado el destino de la NBA en muchas aplicaciones.

(Fotografía de portada: Claus Andersen/Getty Images)



Source link

Comentarios de FB
loading...
To Top